Semana 1, Tu bebé, “bebé”

Tu bebé


Sólo un día después de haber sido fecundado, el óvulo fertilizado se divide por primera vez.

Durante los siguientes días, la división continúa y se forma una bola, llamada blastocito, que en los primeros cuatro días puede llegar a tener más de 100 células. A los cinco días, las células empiezan a separarse en dos grupos. El grupo de células del aro exterior formará la placenta que acogerá a tu bebé. Las células del aro interior se convertirán más adelante en el embrión en sí mismo. Estas células del aro interior son las llamadas células madre, que tienen la extraordinaria capacidad de transformarse en más de 200 clases de células de cualquier parte del cuerpo.

A los siete días, el óvulo fertilizado desciende por las trompas de Falopio y llega hasta el útero, donde permanecerá los próximos nueve meses. ¡Ya ha pasado la primera semana desde la concepción!

 

Esta entrada fue publicada en Aplicación móvil. Guarda el enlace permanente.