Semana 30, Tu cuerpo, «mamá»

Tu cuerpo

Tu abdomen crece prácticamente cada día. Notarás que tu cadera y tu pelvis se están aflojando y expandiendo. También es probable que experimentes las llamadas contracciones Braxton Hicks.

Pronto el bebé se irá acomodando hacia abajo y te sentirás menos pesada y sin la incomodidad de recibir pataditas en tus costillas o diafragma.

En esta semana, lo normal es que hayas engordado unos 10 kilos desde el inicio de tu embarazo y puede que notes que brota calostro de tus senos. Esto es algo muy frecuente, no debes preocuparte ni manipular tus pezones para extraer el calostro. Usa un sujetador adecuado y consulta con tu médico si tienes alguna duda sobre el cuidado de tus pechos ahora que queda poco para la lactancia.

 

Esta entrada fue publicada en Aplicación móvil. Guarda el enlace permanente.