Semana 32, Tu cuerpo, «mamá»

Tu cuerpo

En esta etapa, estás engordando aproximadamente medio kilo por semana y tu vientre ya se ve muy abultado. Notarás que te cansas más al subir escaleras o caminar tramos largos.

Por lo demás, todo sigue prácticamente igual que la semana anterior: Seguirás notando las contracciones de Braxton Hicks (recuerda que mientras tengan una frecuencia de 5 por hora son totalmente normales), tus pechos segregarán calostro y puede que tengas problemas para conciliar el sueño.

¿Has notado también la aparición de algunas varices? Son debidas a la presión del útero sobre las venas de las piernas, y para evitar su aparición y disminuir las molestias deberás tener en cuenta algunos consejos: date duchas de agua fría, pon los pies en alto cuando descanses, usa medias elásticas que no te aprieten…

Intenta descansar lo máximo posible y consulta con tu médico antes alguna de estas señales: el bebé se mueve menos de lo habitual, tienes un flujo vaginal anormal o sientes hormigueo en tus caderas o piernas. Esta semana, además, tienes que visitar a tu médico porque te toca la ecografía de la semana 32.

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Aplicación móvil. Guarda el enlace permanente.