Semana 35, Tu cuerpo, “mamá”

Tu cuerpo

En la semana 35 de embarazo, notarás un aumento de la presión a nivel de la pelvis, debido a que el feto se está acomodando en el canal del parto. También puede que tu ombligo sobresalga, como consecuencia del crecimiento de tu vientre.

Tu útero se encuentra ya al nivel de tus costillas inferiores y notarás que el bebé presiona sobre tu vejiga, por lo que sigues yendo con frecuencia a orinar. Estos cambios a veces te pueden impedir caminar con comodidad e incluso te pueden producir calambres en la vagina. No confundas estas molestias con contracciones, aunque es cierto que debes estar muy atenta a las señales que te indicarán si vas a dar a luz, ya que el momento del parto está próximo y, aunque no es lo normal, el bebé podría adelantarse.

Con 35 semanas de embarazo, lo habitual es que acudas semanalmente a la consulta de tu ginecólogo. Además, en estos días probablemente te realizarán un cultivo vaginal, una prueba médica que descarta la presencia de bacterias (concretamente, del estreptococo del grupo B).

Por otra parte, piensa que tu bebé está a punto de llegar y que tienes que pensar en todos los preparativos. Es un buen momento para ir planificando tu baby shower.

Esta entrada fue publicada en Aplicación móvil. Guarda el enlace permanente.